Destacados

SERVICIOS PÚBLICOS / 11 de Mayo de 2017

Prevención de enfermedades invernales

Vacunate contra la gripe, el neumococo y la tos convulsa

Se recuerda que para prevenir las enfermedades invernales como la gripe, la neumonia neumococo y la tos convulsa es necesario que todos cumplamos con el calendario nacional de vacunación y que se vacunen los grupos de riesgo, a quienes el Estado Nacional garantiza vacunas gratuitas en centros de salud y hospitales públicos. Te contamos cómo prevenir las enfermedades y quiénes deben recibirla por indicación médica.

Gripe

Las personas con gripe pueden presentar: fiebre mayor a 38 grados, tos, congestión nasal, dolor de garganta, de cabeza y muscular, dificultad para respirar, neumonía.

¿Quienes tienen indicación de recibir la vacuna?

  • Embarazadas: Deben aplicársela en cualquier trimestre de la gestación. La vacuna protege tanto a la madre como al bebé (a través del pasaje de anticuerpos por la placenta). En caso de no haberla recibido durante el embarazo, la madre debe vacunarse dentro de los 10 días posteriores al parto.
  • Niños y niñas de 6 a 24 meses: Deben recibir 2 dosis, separadas por al menos 4 semanas si no hubiera recibido anteriormente dos dosis de vacuna antigripal. Los que recibieron al menos dos dosis de vacuna antigripal anteriormente, deberán recibir solo una dosis.
  • Personas de 2 años a 64 años que presenten ciertas condiciones, como obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o personas con insuficiencia renal crónica en diálisis, entre otros. Para recibir la vacuna gratuita, deben presentar orden médica.
  • Adultos mayores de 65 años.
  • Personal de salud.

Neumococo

En el caso de  neumonía, pueden ser fiebre, tos y dolor en tórax o pecho. En el caso de  meningitis, pueden ser fiebre, vómitos, irritabilidad y cefalea. 

¿Quienes tienen indicación de recibir la vacuna?

  • Niños y niñas: a los 2, 4 y 12 meses de vida. Los que no completen ese esquema de tres vacunaciones, deben hacerlo antes de los 5 años.
  • Niños y adultos con enfermedades inmunológicas o crónicas que pertenecen a los grupos de riesgo (diabetes, tabaquismo, enfermedad respiratoria, cardíaca, VIH, etc.) tienen que recibir esta vacuna.
  • Adultos mayores de 65 años.

Tos convulsa

En un comienzo la tos convulsa manifiesta los síntomas de un resfriado común: congestión nasal, moqueo,estornudos, tos y fiebre leve. Pero luego de una o dos semanas puede comenzar la tos fuerte. Los accesos de tos pueden ser intensos, rápidos y repetidos al punto que la persona tiene que hacer un esfuerzo mayor para respirar. En los bebés se puede presentar apnea -una pausa en el ritmo de la  respiración-, dificultad para alimentarlo y tos.

La forma de proteger a los niños menores de 6 meses es vacunando a las mujeres embarazadas a partir de la semana 20 de gestación.

La mejor prevención para la tos convulsa es la aplicación del esquema adecuado de vacunación en todas las etapas de la vida:

  • A los 2, 4 y 6 meses: con la vacuna pentavalente.
  • A los 18 meses: con la vacuna cuádruple.
  • A los 6 años: con la vacuna triple bacteriana celular.
  • A los 11 años: con la vacuna triple bacteriana acelular.
  • Durante el embarazo: con la vacuna triple bacteriana acelular a partir de la semana 20 de gestación.
  • A puérperas que no se hayan vacunado durante el embarazo o en el posparto inmediato.
  • Al personal de salud que presta cuidado a niños menores de un año.
  • A convivientes de prematuros menores de 1500 gramos.

Compartir
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twiter
  • Compartir en Google+