Destacados

Intendente

Soy Martiniano Molina. Nací el 19 de junio de 1972, en el seno de una familia de larga y comprometida militancia. Crecí y viví toda mi vida en Quilmes, ciudad que amo y a la que solo abandoné en las ocasiones en que el trabajo o mi práctica deportiva me llevaron a estar circunstancialmente en otros lugares.

Siempre volví y siempre supe que más allá de los trabajos sociales que en los últimos años desarrollé, iba a ser la política el lugar desde donde verdaderamente iba a poder cumplir con el sueño de sumar a todos los quilmeños en el camino de una ciudad ordenada, limpia, amable, inclusiva, integradora y segura. Esa decisión la tomé el día en que conocí de verdad el proyecto que Mauricio Macri tenía para la Nación y Maria Eugenia Vidal, para la provincia de Buenos Aires. Supe que era el momento. No el mío personal, sino el de todos.

Desde el 10 de diciembre de 2015 soy tu intendente. Algunos meses antes de ese momento tan especial, que desde lo personal compartí con mi esposa Ileana, con mis hijas Violeta y Federica; con mis hermanos, con mi padre, Jorge y con mi madre, Elsa, que desde el lugar de la trascendencia a la que todos iremos alguna vez guía cada uno de mis pasos; quedé marcado por la larga caminata que durante meses me llevó a recorrer uno por uno los rincones de Quilmes. Supe que estábamos en un punto difícil y degradado y que solo el trabajo sin pausa y con todos juntos nos iba a sacar adelante.

Estudié en el Colegio Nacional Buenos Aires y seguí luego en la Universidad de Buenos Aires la carrera de Psicología, que no concluí. Jugué profesionalmente al handball y representé a nuestro país en los mundiales de Japón y Egipto. La cocina me atrapó de la mano de ese maravilloso maestro y amigo que fue el Gato Dumas. Con él seguí un camino que luego me llevó a investigar una alimentación más saludable y una educación más humanista. Por eso la iniciativa de sumarme a un grupo de padres que avanzamos en la creación de un espacio educativo vinculado a la pedagogía Waldorf.

Las fundaciones Natalí Flexer, Huerta Niño y Camino Abierto, me tienen entre sus colaboradores. Creo en la solidaridad como práctica de vida integral. Y es justamente esa mirada la que me guía hoy como intendente. No me siento más que un vecino que trabaja por sus otros más de seiscientos cincuenta mil vecinos. Así quiero que me veas porque eso soy. Quilmes tiene 94 kilómetros cuadrados y una realidad que duele. Más de 90 asentamientos y villas y cerca de 170 mil vecinos en estado de total vulnerabilidad es lo que encontré el 10 de diciembre.

El desafío de transformar esa realidad es lo que consume hoy mis horas y mis sueños. Es con vos que voy a lograrlo. Es con todos. Es por mis hijos, los tuyos y los que vendrán.

Martiniano Molina